Trump: De la Deportación Masiva a la Ley Marcial

DE LA DEPORTACIÓN A LA LEY MARCIAL

Frederick Guttmann R.

Martes 24 de enero, 2017.

“No podemos resolver problemas pensando de la misma manera que cuando los creamos.” (Albert Einstein)

Las 10 Regiones FEMA

El Congreso de los EE.UU., en su resolución 110º, estableció un ‘Consejo de Gobernadores’ para casos de emergencia nacional y asesoría a los generales federales. Consiste en la Ley de Autorización de Defensa Nacional de 2008 que firmó George W. Bush el 28 de enero de aquel año, y que oficialmente estableció Barack Obama por medio de la Orden Ejecutiva 13528, emitida el 11 de enero de 2010. Estos gobernadores y sus generales controlan – y con mayor poder controlarían – todo EE.UU., pero no en la forma de 50 estados, sino en 10 regiones. Estas extensiones son denominadas ‘FEMA Regions’ (Regiones FEMA). El poder militar de los EE.UU., sea individual o en participación de la OTAN y/o los cascos azules (ejército de la ONU) es un peligro latente.

Las regiones FEMA están numeradas según sus “mega-ciudades” que se estiman como marcos de referencia. Las 10 regiones FEMA y sus ciudades base son: Boston (I), Nueva York (II), Filadelfia (III), Atlanta (IV), Chicago (V), Denton (VI), Kansas City (VII), Denver (VIII), Oakland (IX) y Seattle (X). Antes de la elección de Donald Trump el organismo estaba establecido con los miembros que ya estaban desde 2010, aproximadamente. El concejo de gobernadores tiene a dos co-presidentes (hasta ese momento el demócrata Dannel Malloy, de Connecticut, y el republicano Terry Branstad, de Iowa)) y el conjunto asesora a las secretarías principales del aparato federal: el Secretario de Defensa, el Secretario de Seguridad Nacional y el Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca sobre asuntos relacionados con la Guardia Nacional.

Washington, DC, October 28, 2012 — President Barack Obama participates in a briefing with federal agency partners on preparations for Hurricane Sandy at FEMA’s National Response Coordination Center. At right is FEMA Administrator Craig Fugate. FEMA/Aaron Skolnik

Sus 10 Cabezas

Aparte de Malloy y Brandstad, los otros 8 consejeros eran Jay Nixon (demócrata de Misuri), Matt Mead (republicano de Wyoming), Brian Sandoval (republicano de Nevada), Bill Haslam (republicano de Tennessee), Steve Bullock (demócrata de Montana), Mark Dayton (demócrata de Minnesota), Terry McAuliffe (demócrata de Virginia), y Rick Snyder (republicano de Michigan). Actualmente los personajes principales de todo el aparato de emergencia son 7, a los que los 10 consejeros asesoran, y son: Ashton Carter (Secretario de Defensa), Jeh Johnson (Secretario de Seguridad Nacional), Lisa Mónaco (Asistenta del Presidente para la Seguridad de la Patria y el Contraterrorismo), Valerie Jarrett (Asistenta del Presidente para Asuntos Intergubernamentales y Compromiso Público), el Almirante William E. Gortney (Comandante del USNORTHCOM (o ‘Comando Norte de los EE.UU.’)), el Almirante Paul F. Zukunft (Comandante de la Guardia Costera) y el General Frank J. Grass (Jefe de la Oficina de la Guardia Nacional).

Ahora sabemos que el 02 de diciembre Donald Trump eligió al general retirado de los Marines, James Mattis, como Secretario de Defensa. Días después, el 12 de diciembre, Trump eligió como Secretario de Seguridad Nacional al general John Kelly (que habría reemplazado a William Gortney como Comandante General del Comando del Norte, y finalizando este ejercicio en febrero del año pasado). Por su parte, desde agosto de 2012 el Jefe de la Oficina de la guardia Nacional es Joseph L. Lengyel. Si bien, dado que no se ha comunicado ninguna modificación, Lori Robinson es la actual Jefe del Comando del Norte, elegida a mediados de mayo del año pasado. Robinson es «la mujer con más poder militar en el mundo» y «es general de cuatro estrellas (el máximo que se puede alcanzar en tiempos de paz), de la Fuerza Aérea de EE.UU.» (Afirmaba ‘ElMundo.es’, en un reporte). Su rango asume, además, que «tiene bajo su responsabilidad garantizar la seguridad de EE.UU. desde el Polo Norte hasta la frontera de Guatemala, Belice y México, así como gran parte del Caribe (excluyendo Cuba). Robinson también asume el cargo de comandante en jefe del Mando Norte Aeroespacial (NORAD).»

El fin de la República. El inicio del Imperio.

¿Cuál es la relevancia de estos 7 secretarios, almirantes y generales, y de sus 10 consejeros? La similitud con las citas bíblicas sobre «los 10 cuernos» de la bestia de Apocalipsis. En otras ocasiones he hablado de otras semejanzas de las 10 actuales monarquías de Europa y hasta de las 10 súper-naciones en las que se reconfiguraría el mundo del Anticristo, pero en esta ocasión he de resaltar esta destacada analogía. La mayor relevancia de este hecho estriba en las palabras del apóstol Juan, a quien le explican que «los diez cuernos que viste en la bestia, éstos aborrecerán a la ramera, y la dejarán desolada y desnuda; y devorarán sus carnes, y la quemarán con fuego…» (Apoc. 17:16, RVA 60). Con anterioridad hemos hecho énfasis en la interpretación de ‘la gran ramera’ o ‘gran Babilonia’ como EE.UU. de América; También la relación estrecha y directa de su creación después del silencioso imperio romano, y amparado en la misma. En este sentido, el gobierno mundial liderado por una élite satánica illuminati usa todos los sistemas de control del mundo y sus tantos grupos, desde la ONU, el CFR, la TC, el club Bilderberg, la orden jesuita, la OTAN, la Round Table, el Club de Roma, y, entre otras muchas, las madres bancarias: el FMI, el BM y el BIS. Todo este sistema o nuevo Orden Mundial cada vez más consolidado, representa esta Bestia bíblica.

Lo que parece estar dando a entender la profecía, y encajando con otros rumores extra-bíblicos, es que la Bestia (Nuevo Orden Mundial) traicionará a la prostituta Babel (EE.UU.), y usará al Complejo Militar-Industrial para dicho fin. Si bien, el aparato policial y un ejército de la ONU serían los encargados de sofocar las revueltas civiles e imponer el estado de excepción, los arrestos, los bloqueos, los puestos de control y retenes, las redadas, el toque de queda, los allanamientos y las ejecuciones, pero el propio ejército de los EE.UU. estaría luchando en el extranjero como principal brazo de la OTAN contra Rusia en el este de Europa. Hemos hablado en muchas ocasiones de una invasión china y rusa a territorio estadounidense, pero este solo sería un componente adicional una vez la acción de alta traición se efectúe contra el propio país (EE.UU.). Esas solo son dos naciones; aún cuando se interpretasen como dos de las 4 bestias que vio el profeta Daniel, o parte de 10 naciones globales, el contexto sigue sin encajar. El pasaje de Apocalipsis dice que «los cuernos» de la propia «bestia» sobre la «que se sienta la ramera» recibirán poder en determinado momento, y también sostiene que aborrecerán a esa ramera y la acabarán. Siendo objetivos, la descripción es más afín con el argumento de la ley marcial en los EE.UU.

Estado de Emergencia Nacional

Para alcanzar un “imperio planetario” debe caer el sistema de poder, y éste está actualmente en la Ramera (EE.UU.), y eso incluye demasiadas trabas e impedimentos a causa de las libertades civiles, religiosas y burocráticas. Solo un golpe de estado podría reducir estos obstáculos a la nada, pero sigue teniendo dificultades obvias: 1) El ejército tendría que estar de acuerdo (y por extensión todos y cada uno de los soldados patriotas americanos que aman y veneran a su nación); 2) El Senado tendría que dimitir, lo cual solo ocurriría por causa de fuerza mayor; 3) El pueblo se rebelaría en masa (y los estadounidenses tienen armas según las libertades de la Segunda Enmienda de su Constitución, lo cual provocaría una sangrienta guerra civil con posibles resultados semejantes a la Guerra de Secesión).

Solo una conspiración titánica, perfectamente encaminada y mantenida en absoluto silencio, podría triunfar contra estos impedimentos evidentes. Lo cierto es que desde que se estableció la ONU ya habían empezado los planes para derrocar a los EE.UU. Desde mediados de los años 50 iniciaron Órdenes Ejecutivas y reuniones de la Cámara de Representantes para promover leyes de control civil y absolutismo imperial. El aparato político republicano y demócrata debía ser motivado y/o presionado para participar de la legalidad de estas propuestas presidenciales (que, empero, no eran realmente idea del presidente, sino de la élite que está sobre él). Estos 60 años de preparación han dejado listo un protocolo de toma de gobierno por parte del Centro Federal de Manejo de Emergencias (FEMA) que estaría controlado por estos 10 consejeros y sus 7 funcionarios de estado (mayormente militares). La compartimentación de los servicios es parte de la compartimentación de la información, de modo que solo algunos pocos, como generales, coroneles, almirantes  secretarios de estado o servicio secreto sabrían lo que realmente se ejecutaba a nivel federal.

El Engaño de Trump

El reptil Barack Obama ha sido parte clave de este destino de los EE.UU., y aunque parezca que ha desaparecido de escena, solo sigue jugando y manteniendo su carácter carismático. Este hombre es clave para comprender el Apocalipsis, ya que ha dejado a la nación de EE.UU. lista para venirse abajo. No obstante, todo apunta que tiene un plan mayor entre manos y no quiere dañar su imagen. Ese es el papel de Donald Trump, quien estará en el poder posiblemente solo algunas semanas, para finalizar la labor de Obama con EE.UU. en lo referente a asuntos internos. El carácter de Trump es perfecto para lo que se quiere hacer, ya que deben engañar a los cristianos estadounidenses, alimentar el odio social hacia los cristianos, causar alborotos y protestas para dar razones al gobierno federal de poner mano dura, debe reducir la capacidad del pueblo para contrarrestar el aparato policial (eso incluye sacar del país a la mayor cantidad de gente posible, especialmente que puedan ser beligerantes), engañar al mundo haciendo parecer que la guerra inminente fue pacificada (el Consejo de Seguridad de la ONU dejó claro su interés contra Israel, y asimismo las tropas rusas y de la OTAN están frente a frente en Europa del este), entre otras tretas.

Como dijo un oficial de servicio secreto en privado a una sierva de Cristo en diciembre de 2015: «Trump ya fue elegido hace dos años […] una vez lleve a cabo una deportación masiva, empezará un arresto de costa a costa [de EE.UU.] que será la ley marcial.» La deportación es solo el comienzo. Seguirán las listas de todas las personas opuestas al gobierno, tildadas de ‘terroristas’, desde preppers (survivalistas), ex militares y veteranos, políticos, activistas, cristianos, musulmanes… todos los que sean considerados “teóricos” de la conspiración, que son fácilmente rastreados por la NSA (especialmente porque proveen toda su información abiertamente en público por medio de las redes sociales, un invento del FBI). En el aparato legislativo de los EE.UU., la limitación e idea del concepto de “terrorista” ha sido rediseñada para incluir a cualquier persona que piense diferente al estado, ya que se considera “enemigo del gobierno”. Además, las leyes se han reestructurado para suprimir los procesos legales o “procesamiento”, simplificándolo en una decisión arbitraria in situ del apartado policial. En otras palabras, la fuerza policial (cuyos poderes serán ampliados y casi ilimitados) podrá decidir quién es terrorista y quién no lo es, y ejecutarlo en el acto o llevarlo a campos de concentración, y dicha persona no podrá exigir un juicio o un abogado (todo se limitará a la decisión del policía en el acto). Estas son el tipo de leyes que han sido establecidas a lo largo de estas décadas y que Obama ha reforzado y oficializado.

El Poder de la Agencia de Aduanas e Inmigración

Trump ha afirmado que «después de que la frontera esté “segura”, los funcionarios de inmigración comenzarán a “hacer una determinación” sobre los inmigrantes indocumentados que quedarán en Estados Unidos.» (Cadena RT, 20 de enero – 2016) ¿Los funcionarios de inmigración? ¿Acaso eso no debe decidirlo el propio presidente? ¿Qué “determinación” deben hacer, si ha sido Trump el que ha estado detrás de la propaganda de inmigración desde el inicio de su campaña? ¿Está diciendo que una vez haya expulsado a los inmigrantes (lo que él llama “asegurar la frontera”, y que se interpreta como la construcción del muro fronterizo) será el ICE (Agencia de Aduanas e Inmigración) quien tomará les decisiones sobre dicho tema? Un supuesto agente del ICE, que se habría suicidado en mayo del año pasado, justamente dejó unas notas donde decía: «Si el pueblo estadounidense supiese lo que este gobierno está planeando, ellos se levantarían y lo derrocarían, si yo o cualquier otra persona del gobierno federal revelara lo que está por venir, seríamos asesinados de todas formas.» Añade que «en la aplicación de la ley federal hemos estado perpetrando durante varios años para controlar disturbios y levantamientos de un colapso financiero que viene y fallas bancarias generalizadas. Los ejercicios incluyen imágenes de tamaño natural de hombres estadounidenses, incluso mujeres y niños, a quienes se nos dice que disparemos para “practicar” y “acostumbrarnos”.»

El oficial continúa afirmando: «nos han dicho que la economía está enferma terminal y fracasará en 2016. También nos dicen que los bancos son todos insolventes y la FDIC no tiene fondos suficientes para rescatar a los depositantes. Se nos dice que estos eventos son inevitables y es imperativo que el gobierno sobreviva cuando la gente se levante por encima de esto. Cuando se produzca el colapso, los campos de detención creados bajo el programa FEMA REX-84 en la década de 1980 para alojar a los extranjeros ilegales que íbamos a deportar, se utilizarán para encarcelar a ciudadanos estadounidenses que el gobierno considera constituyen una “amenaza”. Los ciudadanos estadounidenses serán arrestados sin cargos y encarcelados sin juicio, por Dios sabe cuánto tiempo. ¡Estos campamentos han sido equipados para llevar a cabo asesinatos a escala Hitler! ¡Una verdadera “purga” de ciudadanos norteamericanos por el mismo gobierno que ellos mismos crearon y pagaron! No puedo ser parte de esto. ¡El gobierno sabe que el ejército se levantará para detener esto, por lo que nuestros militares están siendo desplegados en el extranjero, intencionalmente involucrados en luchas en el extranjero y deliberadamente reducidos en tamaño para que no puedan estar aquí o ayudar a los estadounidenses! Han sido retiradas de las Armerías de la Guardia Nacional a nivel estatal más de un billón de municiones de punto hueco, ha sido comprado por el gobierno federal, los mismos estados han sido desarmados de poder de fuego militar para que no puedan defenderse de las actividades federales. Por ello los departamentos de policía locales han sido militarizados y provistos de vehículos blindados y armas de guerra.»

Agrega que «cuando el colapso inevitable comience a ocurrir, la energía eléctrica a todo el país se apagará, al igual que todas las formas de comunicación. Todos los bancos se cerrará de inmediato, nadie será capaz de obtener dinero porque todos los cajeros automáticos estarán fuera de línea. Las tarjetas de crédito, débito y EBT no funcionarán. Todo el mundo estará sin dinero en efectivo, no tendrán forma de obtener cosa alguna. El Sistema de Alerta de Emergencia se utilizará para tomar todas las estaciones de difusión y decirle al público que esto es el resultado de un ataque cibernético. Pero mientras el pueblo estadounidense espera pacientemente que las cosas vuelvan a la normalidad, el gobierno desencadenará redadas de ciudadanos que consideran militantes o peligrosos. Con todas las comunicaciones civiles fuera, y todas las estaciones de televisión y radio asumidas por el Sistema de Alerta de Emergencia, por el tiempo que se extiende lo que está ocurriendo, el gobierno ya tendrá la ventaja. Todas las prisiones federales han sido equipadas con sistemas de gas letales. Cuando las cosas vayan mal, todos los prisioneros en todas las cárceles serán colocados en sus celdas bloqueadas. El personal de la prisión saldrá de la instalación, y una persona determinada disparará un gas letal. Todos los presos federales, independientemente de su crimen o su condena, serán asesinados con gas en sus celdas. Una vez que el gas desaparezca, los muertos serán removidos y las cárceles serán usadas para albergar a los ciudadanos que luchan contra el ataque federal.»

El Complejo Militar-Industrial y la OTAN

Simultáneamente, días antes o días después del comienzo de todo esto, estallarán una vez más conflictos internacionales. Si bien, Trump no parece jugar ningún papel tras llevar a cabo la mega deportación. Sin embargo, Obama sí parece entrar en escena nuevamente, incluso teniendo directamente que ver con la guerra internacional, el empuje de la Tercera Guerra Mundial al escaño de conflicto nuclear. Empero, si hay guerra, caída de la economía o un gran desastre natural, el FEMA entra en control de los EE.UU. con esas 7 cabezas y 10 asesores bajo el poder absoluto. Quedaría en banca el poder y papel del apartado gubernamental: habría un vacío en el poder presidencial y del senado (el presidente del país no tiene poder alguno). Dado que parece que tras la gran deportación empezarán los arrestos, es de entender que sería inminente la caída de la economía, y ésta estaría acompañada de la guerra civil y de la guerra contra rusos y chinos. Si a eso acompañan los proféticos desastres naturales que azotarán el mundo (con mayor magnitud contra los EE.UU.), es lógico que por varios años el FEMA tendrá todo el poder, y quedará anulado y suspendido el poder legislativo.

Así caerá EE.UU. para que el nuevo gobierno global destaque, sin dependencia de los EE.UU. Lo único que se mantendría de EE.UU. sería el Complejo Militar-Industrial, que, en opinión de muchos, viene a configurar hoy, realmente, la OTAN. Visto de esta manera, estamos asumiendo que el ejército de los EE.UU. dejará de ser la defensa de dicho país para ser la parte más fuerte de la OTAN, y como de costumbre la implicación más influyente y representativa. El día 24 de enero, ‘El Confidencial’, comentaba en un artículo: «El analista geopolítico Pedro Baños, General de Infantería y antiguo asesor militar en el Parlamento Europeo [dijo que] “No se debe olvidar que la OTAN en gran medida significa EE.UU.”…»

En su discurso de despedida a la nación, el 17 de enero de 1961, el ex presidente Dwight D. Eisenhower, dijo: «Nuestro trabajo, los recursos y los medios de subsistencia son todo lo que tenemos; así es la estructura misma de nuestra sociedad. En los consejos de gobierno, debemos evitar la compra de influencias injustificadas, ya sea buscadas o no, por el complejo industrial-militar. Existe el riesgo de un desastroso desarrollo de un poder usurpado y [ese riesgo] se mantendrá. No debemos permitir nunca que el peso de esta conjunción ponga en peligro nuestras libertades o los procesos democráticos.» En la actualidad, el gasto militar anual de los Estados Unidos representa aproximadamente el 47% del total de gastos mundiales en armas ($712.000 millones de dólares solo en 2009). El 23 de diciembre de 2016, Obama firmó una ley de defensa que autoriza proporcionar 611 mil millones de dólares al Ejército en 2017. ¿Para qué si él se supone que no estaría jugando ningún roll en 2017, y eso sería más bien problema de Trump (incluso Trump sencillamente anularía tal legislación)? Irónicamente, a todo esto, Trump no ha dicho nada de los ejércitos estadounidenses en Europa del este ni se ha opuesto a esa militarización, aún cuando se supone que busca mejorar las relaciones con Putin.

2 comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *