El Misterio de Babilonia – Parte 1 (Gog y Magog)

EL MISTERIO DE BABILONIA

 

PARTE 1 – GOG Y MAGOG

Uno de los grandes enigmas que esconde el libro bíblico de Apocalipsis es el misterio de Babilonia. Se ha especulado por mucho tiempo sobre la naturaleza de esta ciudad ahí mencionada, afirmando que se trataría del imperio romano, de Jerusalén o de los EE.UU. Se define a esta tal “Babilonia” como una “ciudad”, tomando el vocablo griego ‘pólis’, de donde nacen términos como “política”, “policía” o “polémica”. El término se refiere a “mucha gente”, englobando la idea de una metrópoli. En lengua hebrea es ‘Aír’ o ‘Iír’, que también traduce agitación, villa, vigilante o borriquillo (lo cual puede recordar el símbolo del Partido Demócrata de USA). Además de esto, ‘Iír’ es la raíz lingüística para la voz hebrea ‘Eirom’ (desnudo).

En primera instancia, si pudiésemos definir a la “gran ciudad” con meros epítetos, y sin más información, no sería loco considerar que el mensaje críptico hablase de un lugar con mucha gente, un lugar dominado por la política, un lugar de mucho control policial, un lugar de mucha polémica, un lugar de mucha agitación, un lugar de mucha vigilancia y un lugar sin vergüenza (donde se vende la desnudez al mundo). Claramente esa no podría ser Jerusalem ni Vaticano, sino algo a escala de Nueva York o Los Angeles. Pero asumamos que es solo una especulación, y remitámonos a analizar meramente la raíz del propio nombre de la tal “pólis”: Babilonia.

torre E-temenanki

Aunque el texto de Apocalipsis aparece en griego, y en dicha lengua y referencias se denomina ‘Babilón’ (de donde sale el nombre en inglés, y el posterior castellano ‘Babilonia’), lo cierto es que la palabra es de origen sumerio, y es ‘Babili’ (BAB-ILI = ‘Puerta de Dios’, o ‘Puerta de los Dioses’). El historiador judío Tito Flavio Josefo, recoge en su obra ‘Antigüedades de los Judíos’ (tomo I) que en la llanura de Senaar (Sinar, Sumer), un gobernante llamado Nebrodes (Nemrud, Nimrod) persuadió a los pueblos que se habían unido como uno solo a levantar una gran torre como símbolo de la unificación global. Añade que «El lugar donde edificaron la torre se llamó Babilonia, por la confusión de las lenguas; porque en hebreo babel significa confusión.» (vers. 3) Pero al principio no estaban confundidos allá en Eshagila, pues el sonido ‘Babili’ dio lugar al semítico ‘Babel’, que quiere decir, primeramente, ‘mezcla’ (todos mezclados). También la sibila griega narra esto cerca del siglo II a. C., contando en su libro III (vers. 120): «Cuando en la tierra de Asiria construyeron una torre; – (Y todos hablaban un idioma, y resolvieron el montar en alto en el cielo estrellado; Pero el […] Inmortal provocó una fuerza poderosa, y luego serpenteaba desde arriba abatiendo la gran torre y agitó a los mortales para causar disputas entre ellos, por lo que los hombres dieron a esa ciudad el nombre de Babilonia); – Ahora, cuando cayó la torre y las lenguas de los hombres volvieron para todo tipo de sonidos, en seguida toda la tierra estaba llena de hombres que se dividieron y [en diversos] reinos…» (Oráculos Sibilinos).




¿Qué relación hay entre Etemenanki, la gran torre, y los EE.UU. y la ONU? ¿Por qué llamarían a la gran prostituta de Apocalipsis, ‘Babilonia’? Si está evocando a una analogía, por un lado tenemos “mezcla” de todas las gentes de todo el mundo, lo cual en este planeta podríamos ubicar en Nueva York. En esa ciudad está la oficina de la Organización de las Naciones Unidas (la sede de los líderes de todo el mundo), también está el centro económico principal (Wall Street). Si no fuese Nueva York, lo más cercano a estas características sería Los Angeles, donde está el centro cibernético global y también el principal impulsor de la industria musical, de series televisivas y del cine (incluso del XXX (fornicación), que es que más se vende a nivel mundial).

La historia de la torre de Babel es, empero, fundamental para descifrar el misterio de Babilonia del libro de Apocalipsis, pues por analogía comparativa y análisis del record histórico podemos ver que la ciudad de Babel (Babilonia) fue establecida como la primera metrópoli de la Tierra como la gran capital, reuniendo a todas sus gentes, bajo un mismo ideal, un mismo lenguaje y un único líder. Si debemos hallar una comparativa de ese entonces con el presente, lo más parecido a nivel político sería la ONU, aunque en sí nuestro planeta hoy día se ha globalizado de tal forma que en cualquier momento podría levantarse un líder mundial y ser aclamado como gobernante planetario, si lograse una unificación ideológica y la paz. Además vemos que hay idiomas predominantes, donde número uno reina el inglés y es el más enseñado en todas partes después de la lengua madre de cada país. También hay otros aspectos como el económico, que en gran medida aún dependen del dólar estadounidense (del FED), para los depósitos y movimientos financieros (más del 75% de las transacciones internacionales se realizan en dólares americanos).

estatua de la libertad

Podría considerarse una burda casualidad, pero la frase griega «Babilon i megali» (babilonia la grande), es numéricamente 129, igual que en hebreo es ‘Seder Olamei Jadash’ (Nuevo Orden Mundial). Para quienes consideramos que el hombre es constantemente guiado por fuerzas inteligentes invisibles, no es de extrañar que esos mismos “seres” hayan codificado mensajes por todas partes para quienes quisiesen descubrir los “misterios”. Cabe agregar que el 129 computa las definiciones griegas ‘Pligi’ (plaga) y ‘Sfájosin’ (masacraron), ambas que asimismo aparecen en el Apocalipsis, y hasta en contextos relacionados con la caída de la Nueva Babilonia. Pero, ¿será todo esto mero albur? La gematría nos permite usar varios sistemas para encontrar valores numéricos en las letras, y en el caso del griego, así como ‘Babilon i megali’ es 129 en el sistema corto de análisis, en el largo da 1.380, que es el mismo para el nombre en griego de ‘George Bush’, y está justo debajo de 1.381, que es el cómputo de ‘iesouíti táxis’ (Orden Jesuita). Pero, ¿habría una relación entre la gran Babel y la orden jesuita y/o la familia Bush? Para muchos investigadores los jesuitas son la organización más poderosa del mundo, y el hecho de que provengan del poder papal y sean sus principales defensores, apoya la tesis que asume que el poder imperial de Roma pasó a los EE.UU. a través de los jesuitas.

¿Qué es Gog? Es un término hebreo que significa “azotea” o un sitio ubicado en la parte superior de un lugar, o del norte. Magog es definida como la tierra Gog, y a ambos se les sitúa en una región del norte. Históricamente Gog era identificado con los países del Báltico y los pueblos que ocupaban toda la región desde ahí hasta lo que actualmente es Moscú. Este hecho se ha utilizado como argumento para interpretar que Gog y Magog es la URSS – como el caso de la invasión napoleónica a Rusia – coincidiendo con el pasaje de Ezequiel que llama a su principal “Rosh”, en griego ‘Rus’, es decir, ‘Rusia’. Es más, la apreciación dice «rosh mesek» (Rusia Moscú). En su momento Ronald Reagan usó este argumento para señalar a los soviéticos en la Guerra Fría y legitimar las acciones de los EE.UU. contra dicho imperio, mientras que posteriormente en la invasión a Irak George H. Bush dijo al ex presidente francés Jacques Chirac que «Gog y Magog trabajan en el Medio Oriente» y que cumplía la voluntad de Dios destruyendo a los enemigos de su pueblo. Parecía decir claramente que EE.UU. era Gog y Magog y estaba erradicando a los musulmanes.

Diversos escatólogos han asumido que la guerra de Harmagedón sería iniciada por Gog y Magog, siendo Rusia quien ataca a Israel, aunque más recientemente creen que Gog y Magog es Irán. Otros han asumido que la profecía (de Ezequiel 38) debe entenderse a la luz de la mención dada por el apóstol Juan en Apocalipsis 20:8, que aduce a que Gog y Magog atacarán Israel pero después del Milenio Mesiánico. Para otros, como en mi caso, se trata de ambas cosas: Gog atacará Israel en el Harmagedón, y también volverá contra Israel después del Milenio. Las descripciones históricas sobre Gog y Magog coinciden con las hebreas, e incluso con las alusiones musulmanas (aunque teólogos islámicos tienen diferentes interpretaciones sobre la identidad de Gog y Magog, desde asumir que son las 10 tribus de Israel, los judíos, o hasta los imperios comunistas de Rusia y China), aunque el catalizador de este ataque no está claro. ¿Qué motivaría a Rusia el atacar a Israel? Lo cierto es que la visión del profeta Ezequiel no describe a una nación sino a una coalición: «te quebrantaré, y pondré garfios en tus quijadas, y te sacaré a ti y a todo tu ejército, caballos y jinetes, de todo en todo equipados, gran multitud con paveses y escudos, teniendo todos ellos espadas; Persia, Cus y Fut con ellos; todos ellos con escudo y yelmo; Gomer, y todas sus tropas; la casa de Togarma, de los confines del norte, y todas sus tropas; muchos pueblos contigo.» (Eze. 38:4-6, R60).

Sabemos que Persia es Irán, y según eruditos de la biblia Cus es Etiopía, Fut es Libia, Gomer podría identificar a pueblos del báltico, así como Togarma.

 

Aunque casi todos los datos sobre Gog y Magog parecen describir un ataque contra un Israel en paz (nada que ver con la situación actual), los rabinos piensan que la venida del Mesías y la guerra con Gog y Magog son un evento equivalente y el mismo. Otras profecías que no se hallan en la biblia señalan que el ataque decisivo contra Israel vendrá de un líder que motivará a muchas naciones contra Israel y precisamente se querrá enfrentar al Mesías, coincidiendo con las referencias bíblicas sobre la Bestia apocalíptica: «Y vi a la bestia, a los reyes de la tierra y a sus ejércitos, reunidos para guerrear contra el que montaba el caballo, y contra su ejército.» (Apoc. 19:19, R60) Si la bestia representase a la ONU, es decir, al gobierno planetario o Nuevo Orden Mundial, ¿Cuál es su ejército? Habla de los reyes de la tierra y sus ejércitos, pero también identifica a la bestia como parte del bando atacante. ¿Serían Gog y Magog y la bestia y los reyes de la Tierra dos grupos que unánimemente atacarán Israel? No conozco constancia de ello. Apocalipsis señala que la bestia, el falso profeta (Belial o Anticristo) y el dragón serán los que incitarán los pueblos de más allá del Éufrates para llamarlos al Harmagedon. Enoc también lo profetizó, y dijo claramente que vendrían los “persas” y “medos” (Irán), y los pueblos prestos justo ante el Éufrates, y que éste frena, o sea, a los de Irak y Siria oriental (en torno a Mosul y las zonas de guerra con ISIS) y a Irán. Si Ezequiel nos dice que los persas acompañarán a Gog, y Apocalipsis dice que quienes los motivarán serán las fuerzas del Anticristo, sería suponer que Rusia representa esta coalición, lo cual está muy alejado de la realidad.




Si bien, los pasajes de Apocalipsis parecen referirse a que la bestia “instiga” a los ejércitos del oriente (lo cual podría también referirse a China), no que cooperen directamente juntos. No obstante, no afirma que instigue a los pueblos del norte (Rusia). Los profetas como Joel y Zacarías señalan que en el Harmagedón Israel será atacado por todos los pueblos de a sus alrededores, y aunque Eretz Israel empezará con fuerza y delantera, al final del conflicto se verá en peligro y será salvado por el Mesías. Pero ¿qué pasa con su gran aliado en América? EE.UU. e Israel son como el hermano menor y mayor que se cubren las espaldas, y el uno siempre ha apoyado al otro. ¿No va EE.UU. con su poderoso ejército a apoyar a Israel? La Escritura hace ver que Israel deberá volver a confiar en Dios, no en sus aliados ni en su propia fuerza, y estar completamente solo ante sus enemigos, así que, ¿dónde estará EE.UU. que no les ayudará, o por qué no les ayudaría? ¿Será que EE.UU. no estará en condiciones de participar y/o su ejército estará relegado a la OTAN? Y de ser así, y la bestia realmente es el gobierno mundial de la ONU, ¿el ejército de la ONU y la OTAN serían los que estarían contra Israel?

En el sepelio del Cardenal O’Connor (después del General Superior de la Orden Jesuita, era el segundo hombre más poderoso del mundo) estuvo el ex presidente de los EE.UU., George W. Bush, pero, ¿por qué? Según expertos en temas de historia, una de las familias más influyentes y determinantes en el mover de los EE.UU. en el último medio siglo son los Bush. Es más, no es una novedad la gran guerra que ha habido entre las familias Bush y Kennedy desde los años 60 (de hecho, George H. W. Bush fue director de la CIA poco después de que JFK fuera asesinado por agentes de la CIA en Dallas (aunque culparon a Lee H. Oswald)). También hay que considerar que según filtración de actividades masónicas, el mismo George Bush senior – miembro de los Skull&Bonesse llama en código ‘Magog’. Importante: La biblia habla de un tal “Gog de Magog”, que será un elemento clave en el final de los tiempos, un líder que moverá un gran ejército para destruir Israel. Aunque parezca descabellado, en mi opinión Gog puede ser una especie de demonio que posee a diversos líderes a lo largo del tiempo, y según dijo un niño israelí en una visión que dijo tener en 2015, se le reveló que Gog era Barack H. Obama. No puedo negar la cantidad de coincidencias – aunque pudiesen parecer burdas o forzadas – entre los líderes de los EE.UU. y Gog, y entre Babel y ciudades estadounidenses como New York o Los Angeles.

tropas de la ONU

Otro dato sustancial es que la profecía bíblica indica que el final de los tiempos vendrá con conflictos mundiales en todas partes simultáneamente después de que los judíos regresasen a su tierra. Sabemos ya más que bien que muchos conflictos internacionales han tenido lugar tras la fundación de la ONU (que fue la misma que tras ser establecida firmó por la repartición de la tierra de Israel y el retorno de los judíos a la Eretz Israel en 1948), pero solo hasta la Crisis de Crimea (2014) y la Guerra de Siria, no habían empezado a intervenir muchos países en luchas puntuales realmente internacionales, y mucho menos a apoyar activamente bandos opuestos del enfrentamiento en una especie de Nueva Guerra Fría. Sin embargo, estos conflictos explotaron con los intereses de la familia Bush en la otra Babilonia, la antigua: Irak. Es sabido que el hijo de George H. W. Bush – también ex presidente de los EE.UU. – es dueño de varias compañías petroleras, y según el ex agente de Inteligencia Naval de los EE.UU., Milton William Cooper, en los años 70 y 80 dirigió el contrabando de droga desde Suramérica (especialmente desde Colombia) con barcos y aviones de la Marina de los EE.UU. Él fue escogido por el MJ-12 por sus vínculos con los Skull&Bones, la masonería, las redes familiares ocultas y su liderazgo de ‘Arbusto Oil’ (o también conocida como ‘Arbusto Energy’ (arbusto en inglés es ‘Bush’)), una compañía petrolera de Texas.

La élite había puesto ya un agente de la CIA en Irak para tener un control de petróleo desde el Caspio, pero ese agente les traicionó y decidió llevar a Irak a su antigua gloria, y por tanto fue considerado un dictador. Sí, hablo de Sadam Hussein. Cuando Hussein traicionó los intereses de los EE.UU. fue dirigida contra él la primera campaña militar de Complejo Militar-Industrial para recuperar el poder de los oleoductos de Medio Oriente. Esto comenzó en 1990 con operaciones como Tormenta del Desierto, pero no aseguró el legado de los Bush, de modo que el hijo de Bush padre debió terminar el trabajo de la familia y, según muchos investigadores y testimonios, ayudado por el Mossad y dirigido por la CIA, estuvo detrás de los atentados del 11 de septiembre para legitimar un nuevo ataque contra Hussein, una tubería directa desde Medio Oriente para el oro negro y la militarización de la región. Ya algunos habían hablado de la relación entre la muerte de John F. Kennedy y Bush padre, incluso por las palabras de su hermano Robert, quien en frente de una multitud le habría gritado: “¿por qué mataste a mi hermano?”. Curiosamente meses antes de las elecciones presidenciales de los EE.UU. de 2000, el favorito a la presidencia, John Kennedy junior (hijo de JFK) murió extrañamente en un accidente de vuelo (en julio del 99), en los mismos días en que misteriosamente George H. Bush desapareció sin dejar rastro (3 días). Tras la muerte de Kennedy, el hijo de Bush volvió a aparecer. La competencia de Bush murió, y tuvo que dejar la prestigiosa revista que había creado, llamada ‘George’, y donde criticaba a los Bush. Ahora Bush podía ser presidente sin competencia significativa.

 

Mucha gente sabe al día de hoy que los principales miembros del gabinete de Bush hijo (Condoleezza Rice, Dick Chenney, Donald Rumsfelt), que promovían la invasión a Irak y Afganistán (de donde controlaban la producción de opio), tenían empresas petroleras. La farsa de la guerra contra el terror empezó con el uso de la fe musulmana como detonante y de supuestas armas de destrucción masiva que jamás se encontraron. Aún con todo, Barack Obama no mandó a que se abandonase el lugar, sino que de un modo u otro hasta hoy han permanecido fuerzas de combate allá (pues tampoco Donald Trump las ha retirado), así como en Japón y Europa del este. Lo más trascendental con esto es que la guerra contra el terror se volvió una guerra internacional sin precedentes que sigue viva, y que ha mantenido el control del petróleo de Irak (la antigua Babilonia). Este ha sido el detonante de una serie de conflictos en la región y de la motivación de grupos armados de corte islámico extremista con distintos intereses generales, pero con occidente e Israel como enemigos comunes. Gracias a esto muchas revoluciones y golpes de estado se han desatado por el mundo musulmán y se han perpetrado ataques terroristas aún en suelo europeo y estadounidense.




Se podría decir que Babilonia ha despertado el monstruo de la guerra a nivel mundial, y ese monstruo se hace cada vez más grande y peligroso, y amenaza a todo el planeta.

 

Continuará.

2 comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *