Lo que no sabías de la PORNOGRAFÍA.

pornografia

 

Lo que no sabías de la PORNOGRAFÍA“. Un libro que habla sin tapujos sobre todas las caras que tiene y genera esta industria a nivel mundial.

Trata de llegar al lector desde los tres ángulos posibles. Primero habla directamente hacia los consumidores y adictos a la pornografía, luego presenta la otra parte, la familiar, en donde se dirige hacia la pareja que sufre la adicción de la persona con la que convive y, por último, expone la vida de ex actrices y ex actores de la industria de la pornografía poniendo al descubierto todo lo que se mueve y se vive detrás del objetivo.

Podrás leer una sorprendente cantidad de testimonios, todos reales.

Un recorrido que toda víctima de esta adicción debe realizar para obtener un enfoque más crudo, real y claro de lo que realmente está haciendo o viviendo.

Abraza y conforta a quienes sufren la adicción de la otra persona y les ayuda a ver el problema desde sus zapatos. Sin culpabilizar y con misericordia.

Una guía que, sin duda, te hará replantear las cosas y te dará ánimos, fuerzas y razones de peso para dejar este hábito de una vez por todas.

Si sufres por esta adicción, ya sea en primera persona o en segunda persona, este libro es para ti.

Este libro es gratuito y de libre difusión,  aunque nos sería de gran ayuda y apoyo si después de leer el libro consideras hacer una donación a través de Paypal a la dirección: adayquinterop@gmail.com

Si conoces a alguien con este problema puede ser un buen regalo!

Rellena el formulario para solicitar una copia en formato PDF.

  • Te enviaremos a tu correo el libro en breve.

Bendiciones.

9 comments

    1. Saludos Eddy.
      Efectivamente es un tema importante que ataca y destruye hogares. Ya tienes tu libro en el correo. Que sea de bendición! Un abrazo y gracias.

  1. Me parece un tema muy difícil de tomar, en lo personal esto se me hace una enorme falta de respeto y además que digan “es normal que un hombre vea porno” normal sería que en vez de ver eso lo practicaran más y mejor y se dejen de cosas, excusas y justificaciones hay miles pero ninguna que valga.

    1. Hola Tracey.
      Efectivamente, como dices, es una falta de respeto cuando la gente o la sociedad en general trata de normalizar las cosas que no deberían ser nunca catalogadas como normales. No todos los hombres ven porno. Ojalá fuera para las personas adictas a la pornografía tan fácil como dejarse de justificaciones y simplemente dejar de hacerlo, pero hay algo mucho más profundo en todo esto. Es un tema que requiere de compasión, empatía y amor. Un adicto al porno viene a ser lo mismo que un drogadicto, y su adicción puede llegar a ser tan seria y profunda que un simple “regaño” o “amenaza” en casa no servirán de nada.
      Ese es el objetivo del libro: Ayudar a quienes no consiguen salir de este problema a abrir sus ojos, a través de la conciencia y la información cruda y real sobre esta industria con testimonios reales de ex actrices y ex actores porno, y con testimonios también reales de parejas que escriben desesperadas y absolutamente hartas de que sus maridos (por lo general son hombres) vean porno. Por otro lado ayudar también a las parejas de estas personas que sufren en secreto y en silencio mostrándoles lo que realmente está ocurriendo en el interior de sus cónyuges, para que tengan más herramientas con las cuales superar juntos este problema.

      1. Me agrada mucho tu punto de vista y como lo proyectas, me gustaría mucho leer el libro y así comprender más el tema, tienes razón, hay que tener comprensión, a lo que yo me refería es a personas que no precisamente son adictos, solo lo hacen por gusto, eso si es verdaderamente molesto.

        1. Hola de nuevo! Claro. Te comprendo perfectamente. El punto aquí, y también lo menciono en el libro, es que después de lo aprendido y entendido con este tema, es muy muy raro dar con un caso en el que la persona vea porno solo por gusto y lo pueda dejar sin más en cualquier momento, ya que la gran mayoría de veces el adicto ni si quiera es consciente de que es adicto, hasta que decide no ver más y se da cuenta de que no puede…

    1. Hola Ana.
      Esta mañana te hice el envío del libro a tu correo.
      Espero te sea de ayuda. Si necesitas hablar con alguien puedes contar con nosotros (mi marido y yo).
      Ánimo y bendiciones.
      Atte. Aday Quintero

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *