El real significado de la Pascua. Símbolo del Arrebatamiento de los escogidos.

El verdadero significado de la Pascua hebrea. Símbolo del Arrebatamiento de los escogidos.

Cordero. Símbolo de humildad y mansedumbre. Al ser su carne buena para el alimento, lo hace que represente aquello que es conveniente para que nos nutramos. En el libro de Apocalipsis designa a Jesús, dado que para ese momento histórico (año 90 d.C., aprox.) ya Jesús se identifica como el Cordero Inmolado. El Cordero es una críade oveja que no pasa de un año y su sacrificio era el más importante a nivel de holocaustos de animales. El Cordero no solo representa la obediencia y docilidad de la oveja, sino que indica que se es casto, sano, sin mácula, inocente y «como un niño», al lado del mal, es decir, sin malicia. Sacrificar un Cordero es como mandar a matar lo más preciado. A nivel del sacrificio, el Cordero es la ofrenda común para ser consagrada y la más importante para expiación de pecados, a la vez que sustituía los rituales de origen pagano. En la Pascua, el Cordero significó la huída de Egipto, y su sangre salvó a los primogénitos de Israel de morir a manos de los ángeles de Jehovah. El paralelismo comprende que el Cordero es la única manera de salvarse del “incendio” del Fin de los Tiempos y de ser salvo del Juicio Final, siendo además este viviente quien ha expiado definitivamente los pecados, o sea, hablando de Jesús, a eliminado la constante necesidad de matar animales para pagar por las transgresiones.En las partes donde se habla del Cordero en la Pascua que hizo Jesús con sus discípulos, habla en hebreo del “sacrificio”. En hebreo recibe principalmente dos nombres: Sáh (Shem y Hei, que en gematría es 305 y en orden alefático es 26) y Quebes (Caf, Beit y Shin, que en gematría es 322 y en orden alefático es 34).Cuando se refiere Quebes, es usualmente como referencia a oveja (Gén. 21:28 y Éxo. 12:5), pero también se puede asociar con Cristo, dado que puede referirse asimismo a Quebesh (sojuzgar, someter o conquistar), igualmente alusivo a Estrado (2ª Crón. 9:18). El 34 corresponde igualmente con Shem (nombre), Etz (árbol), Beit (Casa) y Shubáh (Arrepentimiento). De hecho, Quebes y Elohim suman 75, que es Etz Jaiím (Árbol de la Vida). Sáh es el nombre con el que se identifica en la Biblia al Cordero de Dios, por lo que es el usado prácticamente todas las veces en el Nuevo Testamento, aludiendo a Jesús. Cuando Juan el bautista dijo: «he aquí el cordero de Dios» (Juan 1:29 y 1:36), usó dos definiciones: “Sáh” y “Elohim” (41), que sumados dan 67 (Beit-Lejem = Belén). Yeshua (53) es separado de Sáh (26) por la cifra 27, que es Or (Luz), Pei (enseñanza verbal) y Todáh (agradecimiento). En numerología, el 305, de Sáh, se refiere a la unción divina y el fuego perfecto; el 26, por su parte, alude al poder real del hombre que conecta la gloria divina con las realidades existentes, además de que coincide con Iehovah, Dabar (Palabra) y Gibaáh (colina). En hebreo también aparece la forma Imer (Alef, Mem y Reish), tanto como cordero (posiblemente porque cordero en arameo es Imar (Esdr. 6:9)), como cría de antílope. En Gén. 49:21, la RVA traduce: “venaditos”, mientras otros ven en esta palabra el significado de “rama”.

Extracto del libro “Simbología y Terminología“, por Frederick Guttmann R. Si lo deseas puedes adquirirlo accediendo a nuestra Tienda Online

A continuación te ofrecemos una clase muy especial en la que podrás enterarte de cuál es realmente el significado de la Pascua hebrea, cómo se realiza paso a paso y qué significan cada uno de sus símbolos.

 

Parte 1

Parte 2

Parte 3

Parte 4

Parte 5

No olvides compartir si te gustó, y por supuesto déjanos tu comentario para conocer tu impresión al respecto, tus preguntas o sugerencias!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *