La Falsa Invasión Extraterrestre. Un objetivo del proyecto Blue Beam.

Una Falsa Invasión Extraterrestre.

En 1995, Steve Jackson, inventor de juego de roles, terminó su nuevo trabajo que llamaría Juego del “Nuevo Orden Mundial Illuminati”. Estas cartas mostraban con precisión, ya en 1995 que las Torres Gemelas serían destruidas, que el Pentágono sería atacado y que empezaría una guerra llamada “TERROR”, o guerra contra un supuesto terrorismo. Lo mismo que fue descubierto por el matemático Eliah Rips cuando descifró códigos en el Antiguo Testamento. Rips halló sorprendentemente en un grupo de palabras: ataque terrorista, miles de personas… muertas, Bin Laden, las torres… gemelas, etc. ¿Cómo pudo Moisés saber y escribir esto hace 3.500 años, y además codificarlo de forma numerológica?

Bueno, el hecho es que los escenarios planteados en las cartas de Steve Jackson, se hicieron ganar el título de mejores cartas de juego del año 1995. Puede que esto fuese así también por su historia, ya que la mañana del 1 de marzo de 1990, cuando Steve Jackson empezaba su proyecto, sin ningún aviso, una fuerza de agentes armados del Servicio Secreto – acompañados de la policía de Agustín y por lo menos un civil “experto” de la compañía de teléfono- ocuparon las oficinas de Juegos Steve Jackson y comenzaron a buscar equipos computarizados.

La residencia del escritor de GURPS Cyberpunk, también fue invadida. Una gran cantidad de equipos fueron confiscados, incluyendo cuatro ordenadores, dos impresoras láser, algunos discos duros sueltos y una gran variedad de hardwares. Una de las computadoras era la que corría el programa Illuminati BBS. Dicen que la compañía, “Juegos S. J.” se defendió en los tribunales y finalmente ganó, pero casi quebró financieramente en el juicio. La investigación fue debida a un supuesto “fraude” cometido por la compañía a causa de actividades de hackers y el hecho de que la compañía promovía la revista hacker llamada “Phrack”.

Sin embargo, esto fue tan débil que no tenía sentido; de hecho, la declaración jurada no tenía mucho sentido y el Juez entregó el caso, concediéndole a Juegos S.J. $50,000 mas $250,000 por los honorarios del abogado. Por consiguiente, esto llevó a pensar que había un fuerte interés por parte del gobierno americano Illuminati, enviando al Servicio Secreto, en aquel entonces controlado por el Presidente George Bush (Sr.), quienes estarían preocupados por algo que Juegos S.J. estaba preparando, así que buscaban un motivo para invadir sus oficinas y confiscar sus materiales.

Las cartas decían tantas verdades del presente y sobre nuestro futuro, que más bien invitamos al lector a que las investigue por sí mismo y comprenda lo que afirmamos. Pero una de las referencias que advertía –una invasión extraterrestre y la caída de un meteorito- es en lo que queremos enfatizar ahora. Un año después de salir las cartas, en 1996, la ONU sacó un documento secreto en conjunto con la Agencia Espacial de los EE.UU. (NASA), para la puesta en marcha de un sistema avanzado de satélites y el uso de hologramas espaciales en 3D. El plan estaba inspirado en trabajos que ya llevaban tiempo realizando los soviéticos, para preparar efectos especiales en la atmósfera, tan reales que un testigo no sabría distinguir entre real y ficticio, aun a sabiendas de que se tratase de una proyección artificial.

¿Cuál es su objetivo con esto? Todo gira en torno a los planes de los Illuminati para establecer el Nuevo Orden Mundial, es decir, una dictadura comunista global. De manera que, uno de los planes para que un único estamento tenga todo el poder militar y político, de manera que así pueda controlar el planeta Tierra, sería llamar al mundo al total desarme. Por consiguiente, si el mundo no tiene capacidad nuclear estaría a merced del ejército mundial Illuminati: OTAN.

¿Cómo pretenden conseguir esto? La idea fue naciendo desde que la ONU empezó sus estudios más serios y pormenorizados sobre avistamientos OVNI. Se pensó que la mejor excusa para unir a la raza humana en un único y gran fin conjunto, sería la lucha global por la supervivencia de nuestro género ante una eventual amenaza alienígena. El primero en hablar públicamente sobre esto fue el entonces presidente de los EE.UU., Ronald Reagan, quien habló de esto en las Naciones Unidas y así mismo comenzó el proyecto Star Wars, que constaba en la militarización del espacio con armas de gran avance tecnológico, para defender la Tierra de un posible ataque extraterrestre.

¿Creerían los Illuminati, que manejan la ONU, que efectivamente habrá una ataque a nuestra soberanía planetaria? O ¿prepararán una invasión holográfica para que todas las potencias mundiales lancen su arsenal nuclear al espacio hasta quedar inmunes? El proyecto Blue Beam, de proyecciones espaciales holográficas, consta de 4 partes, una de ellas es preparar dicho escenario fraudulento y mentalizar a la raza humana con la posibilidad de una guerra intergaláctica en nuestro mundo o una invasión: Independence Day, Gremlins, Titán E.A., El Quinto Elemento, Star Trek, Mars Attack, Skyline, Alien vs Predator II, Spiderman 3, Evolution, Los Cuatro Fantásticos II, Misteriosa Obsesión, V Invasión, Transformers, Señales, Tierra campo de Batalla, Expediente X, Inmortel, The Day the Earth still Stood (Ultimátum a la Tierra), Space Jam, Futurama, Star Ship Troopers, Están Vivos, La Quinta Fase, Men in Black, La Guerra de los Mundos, Monstruos contra Alienígenas, Invasión a la Tierra, y otras películas que nos llaman a prepararnos ante una guerra contra aliens, son el principio de esta paranoia.

Es más, el asociarnos con nuestros vecinos ETs es también un modo de adaptación que ha llevado a cabo Hollywood y otras empresas, quienes se ha tomado muy en serio ls labor de bombardearnos con este tema: E.T., Misión a Marte, Distrito 9, Encuentros Cercanos, Beast Wars, Star Gate, Star Wars, La Esfera, Inteligencia Artificial, Abyss, Superman, Indiana Jones, Crónicas de Riddick, el Planeta del Tesoro, Total Recall, La Montaña Embrujada, Coocoon, Guía del Autoestopista Galáctico, Lilo & Stich, Avatar, Dinoplativolos, Dragon Ball Z, Contact, Outlander, Fuego en el Cielo, Cazador de Sueños,  Cacería Extraterrestre, Aliens: Seducción Extraterrestre, Predator, Alien, The Visiting (la Invasión de los Ultracuerpos), Little Chicken, Scary Movie 4, Planet 51, etc. Observe bien este fenómeno y cómo seguirá aumentando, incluso en videojuegos.

Las cartas de Steve Jackson daban dos opciones a amenazas mundiales provenientes del espacio exterior: una asteroide cayendo a la Tierra y una invasión foránea por parte de civilizaciones más avanzadas. Según el ex militar de Inteligencia Naval de EE.UU., M. Bill Cooper, algunas referencias fueron estudiadas por el SIV (Servicio de Inteligencia del Vaticano) y la CIA entre la década de los 60 y los 70, con base al Milagro de Fátima (ellos creían que dicho “milagro” en Portugal, fue realmente un espectáculo desarrollado por un OVNI de origen extraterrestre) y dieron como posible el hecho de que un gran objeto cayese a la Tierra, sacándolo de varias profecías, una de ellas, un texto apocalíptico que cita: “El tercer ángel tocó la trompeta, y cayó del cielo una gran estrella, ardiendo como una antorcha, y cayó sobre la tercera parte de los ríos, y sobre las fuentes de las aguas. Y el nombre de la estrella es Ajenjo. Y la tercera parte de las aguas se convirtió en ajenjo; y muchos hombres murieron a causa de esas aguas, porque se hicieron amargas.” (Apocalipsis 8:10-11) Así mismo otra descripción similar puso ya en aquel entonces en sobre aviso al Vaticano y al gobierno de los EE.UU.: “El quinto ángel tocó la trompeta, y vi una estrella que cayó del cielo a la tierra; y se le dio la llave del pozo del abismo. Y abrió el pozo del abismo, y subió humo del pozo como humo de un gran horno; y se oscureció el sol y el aire por el humo del pozo.” (Apocalipsis 9:1-2)

Otras referencias fueron estudiadas sobre la relación que había entre los tales “ángeles” de la antigüedad y los casos de Encuentros Cercanos con otras entidades. Este estudio, que comenzó con los ex presidentes Harry S. Truman y siguió con Dwight Eisenhower, comprobó que claramente estos seres habían estado involucrados con la humanidad a lo largo de la historia. Se consideró más adelante que era una amenaza a la Seguridad Nacional, no por los antecedentes –porque no han sido hostiles-, sino por el interés de la élite Illuminati en que no regresen. La razón es, que todas las referencias a estos seres implican a un grupo en particular que si llegase a la Tierra derrocaría a nuestros gobiernos, a la élite del mundo, al poder corporativo y financiero, y traería la paz mundial. La élite lo suponía por los registros y por versos como: “Vienen de lejana tierra, de lo postrero de los cielos, Jehová y los instrumentos de su ira, para destruir toda la tierra.” (Isaías 13:5) La amenaza era en otros epígrafes referente a los amos del mundo, la gente que detenta el poder; serían ellos los que recibirían esa “ira de Dios”, por cuanto hicieron todo lo que desearon contra la raza humana, dominando, esclavizado, matando, envenenando, etc. Era claro que ese grupo extraterrestre en concreto estaba vinculado a los eventos citados en la Biblia y a la historia de Israel en su contexto: “Las carrozas de Dios se cuentan por veintenas de millares de millares; Entre ellos el Señor viene del Sinaí a su santuario.” (Salmo 68:17).

Aquí, como en el libro del profeta Ezequiel y de los Reyes, se habla de objetos voladores no identificados. Ezequiel dice que los vio bajar del cielo y volver a subir en discos metálicos con muchas ventanillas: “Mientras yo miraba los seres vivientes, he aquí una rueda sobre la tierra junto a los seres vivientes, a los cuatro lados. El aspecto de las ruedas y su obra era semejante al color del crisólito. Y las cuatro tenían una misma semejanza; su apariencia y su obra eran como rueda en medio de rueda. Cuando andaban, se movían hacia sus cuatro costados; no se volvían cuando andaban. Y sus aros eran altos y espantosos, y llenos de ojos alrededor en las cuatro.” (Ezequiel 1:15-18) Esta referencia incluso aparece en el film Illuminati denominado “Knowing” (Señales del Futuro). Si bien, los Illuminati también tienen conocimiento de otras entidades ETs con las cuales se han vinculado, entre ellas “El Dragón”, bastante citado en todas las leyendas y mitos antiguos de la Tierra.

Entonces ¿habrá o no una invasión? Las cartas Illuminati dicen que después de desarrollar, o durante, un gran caos mundial –en gran medida ocasionado con armas geofísicas que trastornarán el medio ambiente y por hologramas del Blue Beam en el cielo- entre mediados de 2012 y 2013, habrá varios eventos de bandera falsa también en relación a una invasión. Todo esto igualmente fue advertido en contadas ocasiones, diciéndonos que no creamos a lo que vaya a ocurrir por muy real que parezca: “Así dijo Jehová: No aprendáis el camino de las naciones, ni de las señales del cielo tengáis temor, aunque las naciones las teman.” (Jeremías 10:2) Porque ciertamente habrá cosas en el cielo que esta generación verá, y que nos sobrecogerán: “Entonces [Jesús] les dijo: Se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá grandes terremotos, y en diferentes lugares hambres y pestilencias; y habrá terror y grandes señales del cielo.” (Lucas 21:10-11) El mismo libro sagrado avisa de que la propia élite Illuminati controlará dichos hologramas y armas geofísicas, afirmando: “[El Inicuo] también hace grandes señales, de tal manera que aun hace descender fuego del cielo a la tierra delante de los hombres.” (Apocalipsis 13:13)

¿Algo ficticio? Más bien demasiado real: “Y daré prodigios arriba en el cielo, Y señales abajo en la tierra, Sangre y fuego y vapor de humo; El sol se convertirá en tinieblas, Y la luna en sangre, Antes que venga el día del Señor, Grande y manifiesto; Y todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.” (Hechos 2:19-21)

 

 

Frederick Guttmann R.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *